¿Porque los hombres ganan menos que las mujeres? | Fantasía, realmente es al revés...

POLÍTICAMENTE INCORRECTO.

En el caso del dinero, las diferencias entre hombres y mujeres son varias.

Las razones, hay muchas y divagar es sencillo, pero una base para empezar el análisis es la cultura del hombre y de la mujer, pues aún es factor influyente,

el dogma que recae sobre la mujer que remarca su papel como base de la familia, por el hecho de dar a luz.

Esta política de rol, restringe las decisiones de ellas y también le da pautas a los empleadores, para ir acarreando diferencias salariales, que van desde contrataciones temporales, hasta claras diferencias entre las ganancias económicas/emocionales potenciales de los hombres sobre las mujeres.


Es decir que un hombre tienen más probabilidades de ser rico que una mujer.

Una mujer que no es madre, puede ganar mas que una que no lo es.


Bajo este panorama, la desision de la mujer, acerca que y cómo tomar la brecha salarial , en muchas ocaciones se basa en las elecciones que toma en base a sus creencias y sus roles de familia. Hoy en día se cree que el cambio de dogma está en los hombres, pero muy pocos países tienen actualmente políticas y normas explicitamente incluyentes y competitivas que motiven y guíen a las mujeres a trabajar por mejores puestos y salarios equitativos.

Los hombres y los estereotipos acerca de quien debe criar y quien trabajar en un hogar, son solo un ejemplo de porque se mantienen arriba las estadísticas de mujeres que renuncian a sus trabajos sin llegar a tocar nunca su máximo potencial profesional.



Y bueno, como todo cambio cultural, la mejora continua de este proceso nos resulta progresista, pues nos basta con ver qué apenas en 1950, la mayoría de las mujeres en america comenzaba a poder trabajar y tomar un papel definido en las industrias, claro, aún sometidas a una serie de normas y brechas de género que con el tiempo han seguido reduciéndose, pero no suficientemente todavía. Hacen falta más opciones y decisiones clave de parte de las mujeres a la hora de tomar un rol en su sociedad.


Por ahora, las políticas pueden contar con la presión de organizaciones que buscamos apoyar la igualdad de género desde la crítica y mejora de las políticas, eliminando los dogmas, para que cada día se valoren más las aportaciones de las mujeres en puestos clave de estado, corporativos e industrias mundiales.

Hay muchas barreras todavía pero pensamos que la convivencia entre líderes de ambos géneros abre a un panorama más esperanzador para todos cada día. Trabajar juntos hombres y mujeres es vital para la prosperidad humana y creativa.


I.R.Lir


13 vistas