ORIGEN DEL CORONA VIRUS 2020

Actualizado: mar 25

Se pudo evitar el contagio, análisis rápido sobre las causas.

26 ene 2020 | Pues verán, en 2004 el periodista Dagomir Marquezi escribió para la revista “Super interesante“ sobre el virus SRAS, derivado del Corona Virus, ósea de la misma "familia" que está nuevamente causando muertes en China actualmente.


—Vale la pena leer!


Desde 2004 ya se comprobaba que el consumo indiscriminado de carnes en china causaba la aparición de estos super virus, pero 16 años después, la gente sigue muriendo por los mismos motivos.


En los tristemente famosos "mercados de vida silvestre" asiáticos hay de todo. Mamíferos, reptiles, insectos, batracios, todo va en jaulas apretadas y llenas sin agua ni comida. Cualquier foto de estos mercados es un permanente festival de sangre, orina y heces. Hay más que olor malo en el aire: hay miedo.


Ahí, los virus de diferentes especies nuevas se combinan unos con otros.

Las imágenes más impactantes registran lo que estos mercados destinan a los perros. En serio, los mismos perros que en otros países se miran como miembros de una familia, ayudan a ciegos o orientan equipos de salvamento, allá, para los chinos, los perros son comida.

Y bueno, siempre hay personas y compañías que ponen pretextos, así que no te debes dejar engañar: estos mercados chinos no existen para "matar el hambre del pueblo". los chinos pobres comen pollo y pescado. Los perros son "manjares" chicos, así como gatos, escorpiones, serpientes, anguilas etc. La razón: 👇🏼


Los cocineros creen que la adrenalina en la sangre de los perros suaviza la carne. Cuanto más sufrimiento, más apetitoso el plato. Así que para obtener esta carne, la orden es torturar perros hasta la muerte.

He visto la foto de un pastor alemán siendo colgado en la viga de una cocina, tirado por los pies.



—La pregunta básica es: nosotros, humanos, tenemos derecho a hacer eso? Quién nos dio ese derecho? Tenemos derecho a meter una langosta viva en el agua hirviendo? Tenemos derecho a comer un pez en rodajas aún vivo en su plato en un restaurante japonés? Tenemos el derecho de detener terneros en lugares oscuros, inmovilizados por toda su corta vida, todo por un capricho?

Nuestro paladar es tan importante así en el orden de todas las cosas? Un sabor diferente en nuestras bocas lo justifica todo?


La cuestión supera la esfera de la ética y la civilidad. La Sars nace en el suelo inmundo de los mercados chinos. El consumo también contagia.

El ébola se propaga con cada hombre que devora a nuestros primos biológicos, gorilas y chimpancés. Los virus mutantes saltan de la sangre de aves a los hombres sin defensas naturales. Según la revista inglesa The Economist, nada menos que el 60 % de las enfermedades humanas surgidas en los últimos 20 años tienen origen en otras especies animales. Tony McMichael, investigador de la Universidad Nacional de Australia, es bastante claro: " Vivimos en un mundo de microbios. Necesitamos ser un poco más inteligentes en la forma en que manejamos el mundo a nuestro alrededor."



Los mercados chinos y las barbacoas africanas parecen fenómenos lejanos. Pero en américa el brasileño sigue dependiendo de la alimentación animal. Tenemos registros de una parrillada por cuadra, en una ciudad de 12 millones de habitantes, como São Paulo, pues ahí se cuentan en los dedos los restaurantes vegetarianos.


Y bueno, para tratar de controlar estas enfermedades, cometemos más brutalidad: enterramos millones de aves vivas, matamos tejones, ahogamos gatos salvajes en piscinas de desinfectante. Combatiendo el desastre matando a las víctimas.


Amigos, pensemos con más amor.

Tenemos un camino inteligente: racionalizar, humanizar y disminuir cada vez más el consumo de animales.


O podemos continuar el baño de sangre. Ahí, todos pagaremos el precio.



Todo es una relación en cadena, efecto mariposa.

La Sars comenzó en mercados chinos y llegó a Canadá. La gripe aviar ya se ha extendido por varios países asiáticos y amenaza lugares lejanos como Pakistán e Italia. En un mundo de vuelos directos, los gritos desesperados de un perro chino pueden llegar un día a Brasil por medio de alguna nueva y tenebrosa sigla o creencia retrógrada."


—Lir

26 vistas